Entrada destacada:

¿Cumple este blog con la ley de Zipf?

Los días y las frases: la ley de zipf aplicada a bloggs. George Kingsley Zipf fue un lingüista norteamericano de mediados del sigl...

sábado, 15 de febrero de 2020

¿Estás en posición de Zugzwang?

Los días y las frases: Zugzwang, qué significa.
zugzwang significado
No hay movimiento bueno
Volvemos a hablar de estrategia , es decir, volvemos a hablar de ajedrez, el juego

Existen juegos en los que los dos jugadores van realizando jugadas alternativamente. En cada jugada, en cada movimiento, se trata de mejorar la posición --acercarse más al objetivo de derrotar al oponente--.

Pero claro, no juegas solo y el contrincante reacciona a tus jugadas con un plan, a su vez, cuyo objetivo es idéntico al tuyo pero opuesto, derrotarte. 

Una buena táctica consiste en situar a tu oponente en un brete, en dificultades, emboscarlo.  El zugzwang se basa en eso...

La palabra es de origen alemán y significa literalmente zug -- movimiento -- y zwang --coarción--, es decir, movimiento obligado.

Los juegos consisten en actuar conforme a una reglas que nos obligan y que son las bases del juego, su definición. Las piezas se mueven de una determinada manera en ajedrez, sino ya no es ajedrez (esto parece que algunos no lo entienden y pretenden cambiar las reglas del juego a mitad de partida...) 

Se pueden ir restringiendo los movimientos del adversario hasta que en un momento determinado, cuando le toque jugar, hacer su jugada porque el tiempo corre y llega un momento en el que tienes que jugar, no puedes quedarte parado --o sí y hacer un tancredo...-- y encontrarse en la situación en que las únicas opciones que le queden por jugar empeoren su situación. Pues eso es la técnica del Zugzawang, poner a tu adversario en una situación de que haga lo que haga, juegue como juegue, lo único que puede hacer es emperorar su situación. 

Si bien hay casos en que no es necesario que el oponente trace una estrategia para llevar a su oponente a esa situación de Zugzwang. Hay quien llega solo, sin que lo fuercen, sin que lo obliguen, por méritos propios. Es también lo que se conoce como meterse en un jardín.... 

En el caso del Zugzawang lo elegante es dar la partida por perdida y evitar el bochorno de seguir jugando, de continuar haciendo el ridículo --que es algo que algunos no saben evitar--. Es decir, dimitir, algo que también alguno no entienden...

viernes, 3 de enero de 2020

¿Ir ultra vires?

Los días y las frases: ultra vires, significado.
Resultado de imagen de limitedExcederse, ir más allá de tu fuerza, de tu poder, de tus competencias es muy habitual. En múltiples ocasiones, la gente se "viene arriba". Pero hay que ir con mucho cuidado. Cada uno tiene su ámbito de actuación, limitado. El poder no es ilimitado...ese es el principio fundamental. No se puede todo: ni en lo físico, ni en lo moral, ni en lo legal o político. Pero es una cosa que con frecuencia se olvida.

El ser humano se caracteriza por sus límites. Una de las  máximas preocupaciones de los filósofos, precisamente ha sido buscarlos, con diferentes resultados.

Otro colectivo, el de los juristas en su practicidad de tener que aplicar conceptos abstractos a casos reales disponen de un amplio catálogo de principios legales, de brocardos, muchos provienen del derecho romano. 

Cuando alguna entidad (jurídica o política) actúa más allá (ultra) de sus competencias o atribuciones, de su fuerza (vis, vires) lo está haciendo ultra vires. Y en pleno derecho, todo lo que se realiza ultra vires es nulo.

No sé si hace falta explicarlo aquí...pero por si acaso. El Estado liberal se basa en eso; en la limitación de los poderes para evitar sus excesos y aplica diferentes mecanismos para ello como la separación de poderes, la limitación de mandatos, la creación de organismos supervisores, de contrapesas Y todo ello proviene de las revoluciones liberales allá por el siglo XVIII, la independencia Americana primero y después la más radical francesa...

domingo, 8 de diciembre de 2019

Eres un erudito ¿a la violeta?

Los días y las frases: erudito a la violeta.
erudito a la violeta qué significaEn todas las épocas, el hombre siempre ha tratado de aparentar más de lo que es y presumir precisamente de sus carencias. Sus conocimientos no pasan de ser una fina capa de barniz, aplicada rápidamente tan solo con el fin estético de embellecer la rusticiad que les subyace. 

Así, los eruditos etimológicamente -- Ex-rudis-- tratan de expulsar aquello de rudo y tosco que todos tenemos, de desbastarnos. Pero, estos otros, los eruditos a la violeta, no. Éstos lo que tratan es tan solo de disimularlo, ahorrándose el esfuerzo del estudio y aplicación a las ciencias y letras.

En plena Ilustración, allá por el siglo XVIII, después de la culminación de todos los esfuerzos científicos que se habían realizado desde el Renacimiento, Newton había descubierto la ley de la Gravedad, parecía que la ciencia con su método todo lo podía... y en todas las cortes se impuso como moda ese deseo de conocer y de organizar tertulias científicas, y en muchas de ellas aparecieron unos falsos eruditos, los denominados eruditos a la violeta. (RAE:  Hombre que solo tiene una tintura superficial de ciencias y artes.) El tinte violeta o púrpura es uno de los más antiguos que se conocen ya comercializado por los fenicios. La procedencia de ese tinte está en la baba de ciertas caracoles marinos. 

A los eruditos a la violeta se les cala rápido, sobre todo por la contundencia y seguridad con la que pronuncian sus afirmaciones categóricas. Tanto es así, que ya en la época eran motivo de burla como el libro que José Cadalso publicó en 1772 una obra satírica que tituló Los eruditos a la violeta O Curso completo de todas las ciencias dividido en siete lecciones para los siete días de la semana y ya en la portada da en el clavo al decir que lo «publica en obsequio de los que pretenden saber mucho, estudiando poco». Aquí se puede leer el libro que no tiene desperdició y es plenamente actual, basta ver cualquier tertulia en un medio de comunicación para darse cuenta. 

Ya sabemos cómo acabó ese sueño ilustrado de confianza plena en la razón humana. En cualquier caso no está de más desconfiar de los que saben (o creen saber) de todo porque no son más que personas aquejadas del efecto Dunning-Kruger...


domingo, 1 de diciembre de 2019

¿Eres de abrigo?

Los días y las frases: Ser de abrigo, qué significa. ser de abrigo qué significa
Un abrigo es una prenda de vestir que sirve para protegernos del frío y las inclemencias meteorológicas. Cuando tenemos frío nos abrigamos. Abrigar, etimologícamente del latín, significa exponer al Sol

Por tanto, si algo requiere de abrigo quiere decir que necesitas protección por el peligro o riesgo que entraña.

Si algo o alguien es de abrigo es que es peligrosa o entraña riesgo. Aviso a navegantes

sábado, 23 de noviembre de 2019

Te arrepientes: ¿eres doblemente mezquino?

Los días y las frases: el arrepentimiento spinoziano.
spinoza arrepentimientoBaruch Spinoza (1632-1677) --filósofo judeo-holandés, expulsado de su comunidad hebrea, artesano pulidor de lentes-- construyó su Ética con la necesidad del more geométrico. Fue capaz desarrollar el racionalismo de Descartes, más allá y enmendarle la plana en algunas cuestiones. Su Dios ya no era el dios antropomórfico, sino un dios inmanente que se expresa en la totalidad de la realidad. Pero no es eso de lo que queremos hablar aquí. 

En su monumental obra,  que también constituye un tratado (mecánico) de las pasiones, sostenía que el arrepentimiento no era una virtud sino todo lo contrario quien se arrepiente es doblemente miserable o mezquino.  La primera vez al actuar según un mal deseo y la segunda --y aquí está su innovación--  por caer en un afecto triste y negativo, el arrepentimiento. Y para Spinoza, lo peor de lo peor es dejarse llevar por los sentimientos negativos porque conducen a la impotencia, a la inacción y disminuyen nuestra capacidad de actuar. 

De manera que una vez has actuado mal --y tras reconocerlo-- de nada sirve el arrepentimiento, hay que pasar página y tratar de evitarlo en el futuro. El arrepentimiento no sirve de nada. El acervo popular también lo tiene claro «a lo hecho, pecho».