Entrada destacada:

¿O César o nada? La elección.

Los días y las frases: La elección: o César o nada. Qué significa y su origen Que la historia se repite ya lo hemos dicho, repetidam...

viernes, 9 de noviembre de 2018

¿Actuar por interés o miedo?

Los días y las frases: nec spe, nec metu, significado. nec spe nec metu felipe ii
Fue la divisa inicial de Felipe II «Nec Spe Nec Metv». Pero después de conquistar Portugal en 1582, unió dos imperios y, para no ser menos que su padre Carlos V que tenia la de «Plus ultra», se la cambió por  «Non sufficit orbis» el mundo no es suficiente, de reminiscencias alejandromagnianas.

Pero a nosotros nos interesa la primera, la de Nec Spe Nec Metv, lo otro son otras historias. Una primera traducción del latín, apresurada, podría ser «sin esperanza, sin miedo». De reminiscencias, esta vez, estoicas. No hay esperanza en el estoicismo, porque ya toda está trazado de antemano, predeterminado desde el inicio, lo único que cabe es aceptar, con resignación y sonrisa en los labios, ese destino. El hombre no es libre. Pero si no es libre no es ni bueno ni malo, y no puede pecar. El cristianismo combatió esa concepción, el hombre estaba sometido al libre albedrío para poder pecar y solo la Gracia Divina podía salvarlo, una vez arrepentido.  Por eso la esperanza es una de las virtudes teologales junto con la fe y la caridad. Pero aquí no es correcto interpretarlo así, la cita es previa a la cristiandad y procede posiblemente de Séneca (como no) que no era cristiano.

Es preferible interpretar ese nec spe como sin interés, sin la esperanza de obtener nada a cambio, sin buscar beneficio. Es decir, ese lema induce a obrar sin interés (sin esperanza de recompensa, desinteresadamente) y sin miedo, que es uno de las emociones más negativas que condicionan el comportamiento humano. Actuar guiado por el miedo es la manera más fácil de equivocarse.

Así pues, guíate por la máxima nec spe, nec metu.


sábado, 13 de octubre de 2018

¿Caben Alejandro y Dario en la misma Tierra?

Los días y las frases: no caben alejandro y dario en la misma Tierra, origen y significado.
Luna negra eclipse de lunaEl primer gran choque de civilizaciones se dio entre Macedonia y Persia. Pero ya nada queda de esa grandeza en esas tierras: una Grecia esquilmada y una Irak totalitaria. 

La historia es cruel con sus personajes: Después de Alejando sus conquistas se disolvieron en la nada hasta Roma y a Darío lo mataron sus propios nobles (la envidia y el desagradecimiento). 

Fue en un primero de octubre de hace más de 2.300 años: la batalla de Gaumela, al norte del actual Irak. El enfrentamiento del ejercito más poderoso del mundo, el del Imperio Aqueménida (la leyenda cuenta que formado por un millón de soldados, los historiadores actuales lo rebajan a un cuarto)  contra el mejor estratega militar y su ejercito de solo 50.000 soldados. Ganó Alejandro, El Magno (Megalejandrou) gracias a su táctica oblicua y el curso de la historia cambió en unas horas. 

Pero lo interesante de la historia es como se pueden modificarse los estados de ánimos, las predisposiciones de los colectivos, como se puede manipular hábilmente las masas. 

En los días previos a la batalla, mientras los ejércitos avanzaban se pudo contemplar un eclipse lunar, una Luna Negra. Un eclipse (ἔκλειψις, ékleipsis) es una desaparición.   Tanto Persas como griegos eran ya grandes astrónomos y sabían que el eclipse lunar era provocado porque la Tierra se interponía entre ésta y el Sol proyectando una sombra que la hacía desaparecer.  En todas las culturas la Luna Negra era un mal augurio, representaba una alteración del orden, el kosmos, conducente al kaos. La tropa --de ambos lados-- así lo interpretaron. Pero Alejandro, en su astucia interpretó para sus soldados el fenómeno de forma diferente: El símbolo de los Macedonios era el Sol y el de los Persas, la Luna. El mensaje que los dioses les trasmitían era que el Sol (el Imperio Macedonio) eclipsaría a la Luna (el  Imperio Aqueménida). La moral de la tropa macedonia se disparó, mientras que la persa estaba por los suelos.  

Una vez iniciada la batalla y las primeras escaramuzas triunfadoras de los Macedonios gracias a sus innovaciones tácticas, Dario entró en pánico y huyó. La creencia en la superstición es signo de falta de confianza en uno mismo y así perdió la batalla --y después su vida-- y el curso de la historia cambió. Es posible que si hubiera resistido un poco más, la historia hubiese sido diferente.  

Por eso, dijo Alejandro: «Así como no caben dos soles en el mismo cielo, no caben Alejandro y Dario en la misma Tierra.»  Era como un principio de exclusión lógico, solo uno de los dos valores puede ser verdadero simultáneamente. Principio que seguramente enseñó Aristóteles a su mejor discípulo. 

domingo, 16 de septiembre de 2018

Método Jericó

Los días y las frases: Método Jericó. Qué es
Método JericóJericó, la ciudad bíblica situada en Cisjordania (es decir, en la ribera occidental del río Jordán), estaba defendida por unos muros inexpugnables. Sin embargo, esos muros fueron derribados. 


Veamos la historia bíblica: Jossué condujo a los israelitas en busca de su Tierra Prometida, hasta encontrarse con la ciudad de Jericó, último obstáculo para conquistar los valles fértiles del Jordán. La sitiaron durante largo tiempo, pero sus defensas les eran inexpugnables. Sin embargo como sabemos, Jehová, estaba del lado de los israelitas y en una revelación le dijo a Jossué: "Durante siete días den vueltas alrededor de la muralla tocando los cuernos. El séptimo día a la séptima vuelta, los muros caerán".  Como así efectivamente sucedió --supongo que por resonancia--. 

Nuestro gran filósofo, José Ortega y Gasset (1883-1955) describió el Método Jericó para resolver problemas, no tan solo filosóficos. También le denominó método de series dialécticas. Básicamente consiste en aproximarse a los problemas sucesivamente, en espiral, oblicuamente, poco a poco, dándole vueltas y más vueltas, con paciencia, como los israelitas alrededor del muro. Observando las murallas desde todos los ángulos, desde todas las perspectivas y escorzos. Seguro que tras mucho cavilar, podremos encontrar una solución. Y habremos evitado la fuerza bruta de un ataque frontal. La mejor forma de solucionar los problemas es madurarlos lentamente, macerarlos, dormirlos (donde el subconsciente y el pensamiento difuso juegan un gran papel)  hasta que surge la chispa y de repente se encuentra la solución. 

Los casos de descubrimientos científicos realizados de esta manera son abundantes, el Eureka de Arquímedes o la manzana de Newton son dos de los más famosos. 

miércoles, 15 de agosto de 2018

¿Estás de ferragosto?

Los días y las frases: ferragosto, qué significa.
ferragosto significado
Cerrado por ferragosto
Leyendo prensa descubro una palabra “ferragosto”, investigo un poco y --como no, viene de los clásicos-- proviene de la contracción de Feriae Augusti (vacaciones de Augusto). Festividad impuesta por el Emperador Augusto (c. siglo I d.C.) para celebrar el final de la cosecha, que por aquella época coincidía con mediados de agosto, era una especie de final de curso, de fin de ciclo. Una vez acabado el esfuerzo --el trabajo a lomo caliente--, se debía celebrar el periodo de descanso merecido de vacaciones.

Posteriormente, esta fiesta pagana se transformó en la virgen de agosto del 15 de agosto. Los cristianos, es sabido, aprovecharon las fiestas paganas para evitar confrontaciones con la tradición sabiendo de su gran poder.

En Italia, ferragosto es sinónimo de cerrado por vacaciones, de vacío total, de desierto laboral.

Pues eso, buenas vacaciones. Buon ferragosto.

domingo, 29 de julio de 2018

Hasta el puño del sable

Los días y las frases: hasta el puño del sable, qué significa. Imagen relacionada
En ocasiones, intencionadamente, se busca hacer mal, dañar. Se busca causar el mayor daño posible. Infligir con una acción el mayor de los castigos, llevarla hasta el fin, hasta sus últimas consecuencia. Metafóricamente se clava el sable hasta la empuñadura, tratando de llegar a las vísceras, buscando un corte, no superficial, sino que afecte a órganos vitales. En definitiva, que la operación se realiza hasta el puño del sable.